Zona Arqueológica de Cobá, Quintana Roo

Zona Arqueológica de Cobá, Quintana Roo

Si piensas elegir un destino turístico para tus vacaciones, Cobá, en México, es ideal. Es una de las zonas arqueológicas más importantes de la nación por su registro histórico, cultural y natural de gran majestuosidad y excelente conservación.

Alrededor de la zona arqueológica se encuentran varios lagos que durante años han servido para proveer agua a las personas, aunado a ello, forma parte de una estructura natural que a simple vista confiere un paisaje impresionante, lo que resulta ideal para fomentar el turismo y las actividades económicas.

Este importante complejo turístico constituye uno de los grandes atractivos de la Península de Yucatán, ubicado específicamente en el estado de Quintana Roo, obteniendo grandes visitas durante el año, gracias a la ciudad histórica, pero sin duda, el atractivo que más resalta es la elevada pirámide Nohoch Mui.

¿Cómo acceder a la Zona Arqueológica de Cobá?

Si deseas acceder a la Zona Arqueológica de Cobá la mejor opción es a través de carretera, en este sentido, se puede utilizar automóvil particular, empleando GPS, igualmente, el visitante puede trasladarse al sitio por medio del transporte público o contactar con empresas encargadas de tours por la zona arqueológica.

Bajo esta perspectiva, la ruta de acceso, si el turista se encuentra en la ciudad de Cancún, Quintana Roo, debe tomar carretera federal número 307 hacia el sur, hasta el poblado de Tulum, donde se toma la carretera 109 con dirección a Nuevo Xcan y tras recorrer 47 km. se encontrará Cobá.

Servicios Turísticos en la zona arqueológica de Cobá

Los turistas y visitantes pueden encontrar en la ciudad servicios básicos de alimentación gracias a la ubicación de establecimientos de comida típica del estado de Quintana Roo, así como también comprar artesanías que conservan sus técnicas de elaboración y se convierten en un presente muy llamativo.

Igualmente, es importante resaltar que existen diversas agencias que ofrecen entre sus servicios las visitas asistidas por guías que conocen muy bien la historia y pueden ofrecer una orientación adecuada, y para mayor facilidad del turista los recorridos pueden realizarse caminando o empleando bicicletas.

También es importante mencionar que muy cerca de las ruinas de Cobá existen numerosos hoteles que ofrecen alojamiento cuyos costos varían con base en la cercanía y la calidad de los servicios, algunos cuentan con estacionamiento gratuito y en otros se debe cancelar un precio adicional por este servicio.

En este sentido, el estado ha promovido el hotelería, siendo la distancia más cerca de las ruinas, 1km, contando con servicios de internet, televisión satelital, servicio en la habitación las 24 horas, y también se puede optar por posadas turísticas de menor precio y servicios comunes, lo que puede ser ideal para economizar.

Atractivos naturales de Zona Arqueológica de Cobá

La Zona Arqueológica de Cobá posee grandes paisajes naturales. En el área predomina la selva, también existe vegetación acuática, cuya superficie se ha reducido por los asentamientos humanos. igualmente, hay gran cantidad de manglares y tulares que se sitúan principalmente en la costa de la entidad.

Otro de los atractivos naturales que destacan cerca de la antigua ciudad de Cobá y en las adyacencias de toda la zona arqueológica es la existencia de cinco lagos que rodean la ciudad, lo que le confiere un aspecto atractivo al, igualmente, es muy común encontrar ríos y plantas exóticas típicas de la región.

Algunos de los animales más comunes y que se pueden encontrar son el jaguarundí, jabirú, boa, coralillo, culebra labios blancos, cocodrilo, tortugas gravadas y casquito; gecko y nauyaca y otros, los cuales se deben cuidar y respetar ya que algunos se encuentran inclusive en peligro de extinción.

Arquitectura maya en la Zona Arqueológica de Cobá

Una de las mayores atracciones de la Zona Arqueológica de Cobá es su impresionante arquitectura, sus asentamientos eran edificados sobre terrazas y plataformas que permitían la construcción de diversos edificios en escala, esto quiere decir que no todos se encontraban al mismo nivel.

Es importante destacar que la mayoría de ciudades mayas, como es el caso de Cobá, cuentan con pirámides donde, por lo general, se ubican los templos de adoración a los dioses, ya que para esta cultura las pirámides contaban con una gran elevación haciéndoles creer que estaban más cerca de sus ídolos.

Puedes leer: Los 6 pasos evidentes en la formación de un huracán

Igualmente, la arquitectura maya ubicaba los palacios reales en el centro de las ciudades, los cuales consistían en una construcción grande que bien podía poseer una cámara con una exuberante decoración o varias cámaras para delimitar los espacios y eran habitados por los líderes políticos, de guerra o religiosos.

Importancia Cultural e Histórica de Cobá

La ciudad de Cobá se desarrolló hace muchos años en lo que se conoce como el apogeo de la cultura maya, estudios demuestran que entre 100 a.C. y 300 d.C., se comenzó a desarrollar la aldea alrededor de 5 lagos de agua dulce lo que propició un ambiente ideal para las actividades económicas y de primera necesidad.

Con el pasar de los años alcanzó una extensión aproximadamente 70 km2, desarrollándose diversas vías de acceso a cada nivel de la ciudad a través de sacbé o caminos blancos, como lo denominaron los mayas, cuyas longitudes son variables y servían para el transporte humano, animal y de alimentos.

Las actividades económicas se centraban en la agricultura de diversos vegetales y la caza de animales que se encontraban en la selva, además, servían para ser sacrificados a los dioses en diversos rituales que se enfocan en mejorar las condiciones de vida de los habitantes de acuerdo a sus creencias.

Puedes leer: ¿Cuántas horas de sol por día hay en la Riviera Maya?

Cabe destacar, que los habitantes de Cobá que no pertenecían a la clase poderosa, residían en los alrededores del núcleo de la ciudad, en viviendas muy similares a las de los mayas modernos. Cobá se desarrolló centralizando el poder económico y político, controlando varios poblados cercanos.

Su fuerza hegemónica empezó a debilitarse entre 1000 y 1450 d. C., cuando intervinieron costumbres y creencias de otros grupos adyacentes, esto influenció inclusive en el diseño arquitectónico de la ciudad, y se llegaron a reubicar los monumentos y esculturas para dar paso a una especie de modernización.