Cenote Calavera en Quintana Roo, el paraíso del buceo

Cenote Calavera en Quintana Roo

El Cenote Calavera se localiza a tan solo 2 km de la Zona Arqueológica de Tulum, a 3 kilómetros del pueblo de Tulum y a 4 kilómetros de las ruinas. Si vas con tu auto, el cenote está ubicado en la carretera para ir hacia Cobá, en 8 minutos llegarás al destino, cuenta con zona para aparcar.

Si te aventuras en bicicleta, son 15 minutos aproximados desde el pueblo de Tulum y 20 minutos desde la entrada de las ruinas. El cenote está en la selva, una vez en la entrada, tendrás que caminar aproximadamente 100 metros para llegar al cenote.

No hay multitud que irrumpa la tranquilidad de este lugar, lo que proporciona la calma necesaria para hacer de este el lugar el sitio perfecto para la relajación. Pero va más allá, no solo servirá como un lugar para relajarse, sino que es uno de esos cenotes fotogénicos donde puedes ser el mejor fotógrafo para tus recuerdos.

Una vez dentro, la gran caverna se abre a tu alrededor en una circunferencia de 160 metros para nadar y hacer ejercicio en el agua tranquila a una temperatura de 24°C. Las paredes de la cueva ofrecen estantes de roca para que descanses, medites o disfrutes la sensación de estar dentro una cueva subterránea.

Bucear en el Cenote Calavera

El Cenote Calavera al igual que Gran Cenote, son parte del sistema de cuevas inundadas más largo del mundo, Sac Aktun. La inmersión comienza aquí, pero hay más aventuras hacia las cuevas. La superficie del agua se alcanza mejor saltando desde una altura de aproximadamente 3 metros.

Desde aquí, la inmersión gira en torno a un gran arco. La profundidad máxima es de 17 metros, y desde los aproximadamente 13 metros se encuentra la Haloclina. La característica especial de este cenote es la formación a lo largo de la pared de la cueva.

Siendo una gran reminiscencia a las esculturas de un museo de arte moderno. El sedimento fino en el suelo de la gruta requiere una buena flotabilidad. En verano, las algas se forman en la superficie del agua y colorean el área de la luz del día en un juego de luces de neón verde.

Precios y horarios en el Cenote Calavera

El cenote está abierto para el disfrute de sus visitantes desde las 8:00 am hasta las 16:00 pm, de lunes a domingo. La entrada tiene un costo aproximado de $100 mxn. Te recomendamos usar bloqueador y repelente biodegradable para no dañar a los peces, llevar ropa ligera y calzado cómodo.

Como acción casi obligatoria, pídale a su guía que le muestre «The Fang», una asombrosa combinación de una enorme formación de estalactitas y estalagmitas. Donde los fósiles acentúan la sólida roca caliza que rodea la entrada al Cenote Calavera.

Un nombre misterioso para un cenote

El Cenote Calavera, (o templo de la perdición) está localizado en Tulum, debe su misterioso nombre a que en su fondo puede verse un cráneo humano; también tiene relación se relación con los 3 orificios que se encuentran en su cúpula y simulan la cara de una calavera, pues asemejan los ojos y boca de un cráneo visto desde.

Estos agujeros, desde la superficie, están señalizados con un cartel que dice JUMP HERE y desde donde, los más intrépidos, se avientan al cenote. Lo que te permite alocarte y sumar un poco de diversión y adrenalina extra al recorrido.

Características del Cenote Calavera

El Cenote Calavera es de tipo semiabierto, con una circunferencia de aproximadamente 160 metros y una profundidad de 10 metros. Se encuentra en medio de la selva, así que para acceder a él desde la entrada o el estacionamiento tendrás que caminar unos 100 metros en un trayecto donde abunda la vegetación.

Al llegar a su boca se puede acceder de dos formas: dando un salto o bien bajando por una escalera completamente vertical. De una forma u otra el fin será el mismo, disfrutar de las aguas cristalinas y frescas del Cenote calavera. Es toda una experiencia y una gran oportunidad para convivir y disfrutar de la naturaleza al máximo.

Puedes leer: Laguna Nichupté en Cancún, Quintana Roo

Observamos que el agua es una gran colina de sedimentos y rocas en el centro, con una profundidad de 3 metros. La luz que lo atraviesa produce un efecto visual verdaderamente maravilloso. No te pierdas la oportunidad de sumergirte en este tesoro natural.

El pozo de agua tiene una circunferencia de 160 metros, sus aguas son cristalinas y un poco frías. En su cúpula presenta tres orificios por los cuales pasa la luz y donde se pueden admirar los peces en el agua. Sus cuevas subterráneas simulan brazos que se extienden a lo largo de la selva.

El cenote está detrás de una puerta blanca como si estuviera en algún patio trasero, es de forma casi circular con escalones de madera. Puedes saltar desde un acantilado hacia el agua para divertirte más, posee un columpio de cuerda colgado donde puedes balancearte, disfrutar de la brisa y saltar directamente al agua fría.

Puedes leer: Parque Xcaret en Playa del Carmen, Quintana Roo

Parte del placer radica en las cuatro entradas dispuestas naturalmente para separar el flujo continuo de los ríos subterráneos, con una profundidad que alcanza los 19 metros, pasando por tres capas de “haloclina”, (describe la mezcla de agua dulce y salada) separadas, con una primera profundidad de 10 metros.

Cada una permite ver las estalactitas y estalagmitas. Disfrutarás como la naturaleza crea una capa similar a la combinación del agua y el aceite justo en el momento y espacio de confluencia entre el agua salada con el agua fresca, fenómeno conocido como “Xel Ha”. ¡Una experiencia fabulosa que querrás vivir!.

Si lo tuyo es el buceo te aconsejamos sumergirte con el tanque de oxígeno sólo si tienes una certificación de buceo. También es importante contar con la compañía de personal certificado que guíe tu experiencia hacia una aventura segura para sumergirse a una profundad propicia.

El Cenote Calavera es un tesoro que aún no es muy conocido por los turistas, pero que definitivamente, es un lugar que vale la pena visitar. Con hoyos de donde podrás saltar y llegar de manera directa. ¡Te hará sentir que estás saltando a las entrañas del precipicio!.

El enigmático cementerio Maya

Para la antigua cultura maya, los cenotes significaban más que conductos acuosos y portentosas entradas al inframundo, fungía también como cámaras funerarias donde la gente veneraba a sus muertos ofrendándoles con flores y copal. No es El Cenote Calavera la excepción.

El agua que provenía de cuevas o ríos subterráneos era considerada agua virgen, porque en casi todas las culturas prehispánicas, las cuevas o los túneles rocosos simbolizaban un acceso al vientre de la tierra; origen de la creación, tanto de los alimentos, de la luna y el sol y de comunidades enteras.

Puedes leer: Cenote Ik Kil en Yucatán, lo que todos sueñan conocer

Para los mayas, las cuevas con manantiales (conocidas en la actualidad como cenotes) simbolizaban la casa de los espíritus del agua, de ahí que este tipo de recipientes naturales fueran objeto de numerosas ceremonias de inmolación para elogiar la fertilidad.

La oscuridad y las condiciones alcalinas de agua dulce y salada que fluyen en el cenote Calavera, han logrado el perfecto estado de conservación de las osamentas encontradas. Y gracias a ello, es posible estudiar más a fondo a los mayas y su trascendencia filosófica.

Trascendencia que más allá de mostrarnos su profundo sentido de la muerte como un auténtico renacer, devela la sacralidad del agua de los cenotes yucatecos, cuyo cauce desemboca, como sus muertos, en lo incalculable del océano.