Cenote Dos Ojos en Quintana Roo, el corazón del mundo subterráneo

Cenote Dos Ojos, Quintana Roo

México abre sus puertas y te invita a disfrutar de una maravillosa aventura en una zona del Caribe mexicano, una región única en el mundo, compuesta por zonas arqueológicas, ríos subterráneos, lagunas, cultura e historia. Con una infraestructura que compite a nivel mundial por su variedad.

Bajo un sistema de grutas subterráneas cerca de Playa del Carmen encontramos el Cenote Dos Ojos, se trata de dos enormes agujeros gemelos, conformados por un conjunto de cuevas y cavernas subacuáticas, consideradas como las mayores del planeta.

Antes de ser explotado turísticamente, el Cenote Dos Ojos fue visitado por exploradores que descubrieron en su interior restos de animales prehistóricos y diversas muestras de la presencia del hombre de mucha antigüedad, incluidas algunas pinturas rupestres que aún pueden observarse por buzos experimentados.

Puedes leer: Conservación Ecológica El Palmar, Yucatán

Sus aguas diáfanas permiten apreciar su flora y fauna, además posee en su interior una cueva de casi 450 metros de extensión, cuya profundidad máxima es de 10 mts. Pertenece a un sistema de ríos subterráneos de al menos 57 km de largo y hasta 24 metros de profundidad. Una de sus cavernas conecta con el Cenote del Dos Palmas.

Su sistema de cuevas subacuáticas tiene alrededor de 61 Km de largo, ubicándose entre los 10 más grandes del mundo. En él podrás admirar formaciones rocosas, peces, caracoles, conchas y corales incrustados en algunas rocas, fieles testigos de que toda la Península de Yucatán estuvo sumergida hace millones de años.

Es por la claridad de sus aguas que tendrás visibilidad y paisajismo ilimitado, tanto, que sentirás que vuelas dentro de una bóveda, admirando por completo su belleza natural bajo el agua, siendo esta una de las características que hace de este cenote un atractivo sin igual.

Puedes leer: Zona Arqueológica de Yaxchilán, Chiapas

El sistema está enterrado en la selva. En el pasado, la única manera de alcanzarlo era haciendo “trekking” (actividad física que consiste en caminar por escenarios naturales durante muchas horas), sobre rocas afiladas, con el tanque en la espalda y botas de buceo para proteger los pies. Hoy en día, hay una gran plaza de aparcamiento, y la plataforma para entrar y salir del agua.

Las aguas del cenote alimentan el Parque Ecológico Xel-Há, mismo que alberga un sinfín de especies marinas por lo que se recomienda no usar protector solar (no lo necesitarás, la cueva te protege de los rayos solares– o químicos que puedan contaminar el agua y la vida que hay en él.

  • Primer Ojo: El Ojo Uno es la gruta más grande, hay un lago de 13m de profundidad.
  • Segundo Ojo: El segundo Ojo está conectado al Ojo Uno a través de un túnel subacuático, para atravesarlo se requieren botellas de buceo. También hay un lago en el segundo ojo. La temperatura del agua para hacer snorkel o inmersiones está sobre unos 24º todo el año.

Lo que vemos hoy en el Cenote Dos ojos es el resultado de la alternancia de períodos de glaciación e interglaciares. Cuando el agua del planeta se concentró en los polos formó glaciares, el nivel del mar y, por lo tanto, el nivel freático bajó, y los canales kársticos subterráneos se convirtieron en cuevas vacías.

En esas épocas, el agua era meteórica, y por goteo y mezcla con CO2, formaron inmensas catedrales subterráneas de carbonato de calcio. En algunas áreas las bóvedas de las cuevas se derrumbaron, descubriendo el acuífero subyacente, originando estos lugares sagrados.

Dos Ojos es un sistema de cuevas, es decir, una red de cuevas, túneles subterráneos inundados y cenotes, todos interconectados; incluidas estalactitas y estalagmitas que te dejarán sin aliento. Si el nivel de agua lo permite, tendrás visibilidad a la cueva de murciélagos.

Una de las grandes sorpresas que podemos encontrar en su sistema de cuevas inundadas es que, podemos encontrar zonas de agua dulce, de agua salada y una mezcla de las dos, sin duda, una característica muy especial que hace de este lugar un espacio único y mágico.

Este famoso cenote se ubica a unos 22 km al norte de Tulum y a 50 km de Playa del Carmen, está situado a 48 kilómetros del aeropuerto de Cancún, específicamente en el km 244.5 de la carretera Federal 307. Si partes desde Tulum, debes tomar la carretera mencionada en sentido a Playa del Carmen.

Al llegar al Km 244.5, toma el desvío que te llevará hasta la caseta donde comprarás tu boleto de entrada. Si usas transporte público, ya sea desde Tulum o desde Playa del Carmen, debes bajarte en la entrada al cenote y caminar aproximadamente 2 kilómetros hasta llegar a tu destino.

La mayor ventaja para los visitantes es que, aunque las cavernas son ligeramente profundas, se puede acceder fácilmente; sobre todo para los que deseen practicar el buceo. Pero ojo, consideremos que esta actividad implica un costo extra, y para realizarla debes contar con una certificación oficial (PADI u otra).

Hay múltiples posibilidades de buceo en Dos Ojos. Para la ruta de la caverna, no se requiere una certificación actualizada en buceo técnico; hay dos líneas a seguir: la línea «Barbie» y la línea «Cueva del Murciélago», que conducen respectivamente a lo que se llama Barbie y a la Cueva del Murciélago.

Un buceador experimentado y bien equipado puede, por otro lado, disfrutar de 82 km de túneles y formaciones de piedra caliza de pureza glacial, la luz juega a las escondidas, entre túneles o gotea a través de gruesas vigas en las aberturas de las bóvedas para sumergirse en el elemento vidrioso, en un escenario de fantasía.

Si usted disfruta del snorkel, los tours especiales Dos Ojos Cenote la cautivarán y fascinará, no solo por su hermosura sino por la evidencia de los primeros asentamientos en América.

Iluminadas con antorchas en la oscuridad, gigantescas columnas parecen emerger de las profundidades del espacio. El efecto es psicodélico, como una ventana a otro mundo, un mundo fácilmente documentable con una producción ilimitada de imágenes asombrosas.

Información básica del Cenote Dos Ojos

Del Ojo Oeste se pueden tomar dos caminos:

  • El primero te conduce al segundo cenote de mayor tamaño, el Ojo Este, al que deberás entrar por medio de un espacio reducido de la cueva bajo el agua.
  • El segundo te llevará hasta la oscura caverna de los murciélagos. Ambos caminos son ideales tanto para esnórquel como para buceo.

La entrada es a las 8:00 a.m. y el cierre del parque a las 5:00 p.m. Es uno de los lugares más populares de la Riviera Maya y la Península de Yucatán. Los precios del Cenote Dos Ojos son de 100 pesos (baño), 250 pesos (con equipo) y 400 pesos (con equipo y guía, aprox. hora y media).