¿Cómo era la religión en la cultura maya y qué dioses adoraban?

Sacerdote Maya

Los mayas se caracterizaban a gran escala por su marcada religiosidad, esta religión o también llamada mayanismo, fue el centro de su sociedad. En principio estaba dirigida netamente a lo natural y a las fuerzas presentes en el entorno donde vivían como nómadas.

Al avanzar en el tiempo se vieron en la necesidad de ir solidificando sus creencias, por lo que, durante la introducción de la agricultura, la escritura y el calendario, la religión fue tomando forma y ganando muchísimas modificaciones que, en aquel entonces, formaron parte de una jerarquía, donde los sacerdotes, quienes eran considerados parte de la alta sociedad, interpretaban la voluntad divina de los dioses y la transmitían al pueblo.

Puedes leer: Cenote Ik Kil en Yucatán, lo que todos sueñan conocer

En cierto punto todas y cada una de las características de la cultura maya estaba arraigada de una u otra forma a la religión, tanto así que los políticos la utilizaban para el control de la población, rigiendo cada una de sus acciones a través de la voluntad de los dioses. El calendario era profundamente estudiado astronómicamente, bajo el control de rituales religiosos.

En sus inicios las ceremonias eran realizadas en las casas, sin embargo, con el pasar del tiempo y la modificación de la religión, se establecieron templos y lugares más grandes, donde los mayas se reunían y realizaban sus adoraciones. Estas ceremonias solían contar con una gran cantidad de actividades donde se englobaban juegos, danzas, obras de teatro, y más importante aún, los sacrificios.

Puedes leer: ¿Cómo eran las viviendas en la cultura maya?

Los sacrificios humanos eran una parte indispensable de la ceremonia, donde mientras más sangre se derramara mejor sería la respuesta de los dioses. Los sacerdotes solían ser producto principal de los sacrificios, ya que, por pertenecer a la alta jerarquía, mejor sería la ofrenda a los dioses. Estos cortaban partes de su cuerpo como la lengua, las orejas o los labios en modo de ofrecimiento.

Los principales dioses adorados eran los creadores, entres estos podemos apreciar a Hunab Kú el cual era el principal creador del mundo y de la humanidad. Seguido de Itzamná, señor de los cielos, el día y la noche, pionero de la escritura y el calendario.

Puedes leer: ¿Cómo era la vestimenta tradicional en la cultura maya?

Por otro lado, tenemos a Kukulkán o Dios del viento; Kinich Ahau o Dios del sol; Chac el Dios de la lluvia; Ixchel adoptada como la diosa de la luna, el embarazo, las inundaciones y el tejido; Wakax Yol K’awil o Nal, el cual representaba la agricultura maya por ser el Dios del maíz.

Por último, y también muy importante para la cultura, se encontraban el Dios de la muerte llamado Kimil, Ah Puch, Yun cax, Kisin o Hun Ahaw; Kakupakat el dios de la guerra y Ixtab diosa representante del suicidio.