¿Cómo eran las viviendas en la cultura maya?

Viviendas en la Cultura Maya

El legado arquitectónico que han dejado los mayas, demuestra que fueron la civilización precolombina mas desarrollada, no solo en este sino en muchos otros aspectos que involucraban el arte, la escritura, matemáticas, astronomía y más.

Podemos ver la evolución a nivel arquitectónico que hubo en la civilización maya visualizando las primeras casas que estos construyeron, y más adelante viendo durante su época de esplendor, como pasaron a realizar grandes ciudades con impresionantes templos de piedra. Aun al día de hoy, esta evolución sigue siendo considerada una gran hazaña, ya que estos no poseían herramientas como la rueda o el metal.

Puedes leer: ¿Cómo era la vestimenta tradicional en la cultura maya?

En la primera casa de la cultura Maya, se observa una estructura de madera, los espacios eran reducidos y tenían el típico techo abovedado llamado Palapa, este se observa en las distintas construcciones maya. Estas chozas no tenían ventanas, y tenían una única entrada, así como también una sola habitación, donde dormía toda la familia.

Hoy en día, aun se pueden observar este tipo de edificaciones. En aquella época, eran mayormente usadas por personas de bajos recursos y estaban ubicadas en zonas mucho más rurales.

Puedes leer: ¿Cuál es el origen de la cultura maya en Mesoamérica?

Si subimos un poco mas en el estrato social, estaban las casas hechas en piedras, construidas de manera que fuesen mas resistentes a los agentes como la lluvia y el fuego. Estas casas eran habitadas por familias mas poderosas, y se encontraban relativamente cerca del palacio del rey. Ahora bien, los palacios eran construcciones poderosas y grandes, tenían muchas decoraciones y numerosos espacios que variaban en tamaño.

La distribución arquitectónica de las viviendas mayas se constituía de 3 espacios principales, la cocina, la bodega y una estancia, dependiendo del nivel social de la familia, estos espacios podían funcionar como edificaciones independientes o estar adosadas a la habitación principal.

Puedes leer: Zona Arqueológica de Yaxchilán, Chiapas

En la estancia era donde ocurría mayor actividad, muchas casas del pueblo maya poseían solamente este espacio, por lo que se le podía tomar como una sala multifuncional, donde dormían, se bañaban, comían y realizaban distintos trabajos.

Había casas que contaban con una cocina independiente, donde se cocinaba con un fogón elaborado en piedra, y troncos que cumplían la función de leña. También estaban aquellas que contaban con bodegas, donde guardaban todas las herramientas usadas en su día a día, tienen una construcción similar a la casa principal, pero en tamaño más reducido.

Puedes leer: Biósfera Ría Celestún, el destino más cautivador en Yucatán

Las familias con un nivel social más alto podían tener saunas, sanitarios, área de lavandería y cualquier otro espacio que consideraran necesario.