¿Cómo vivían y cuáles eran las costumbres de los mayas?

Zona Arqueológica de Yaxchilán, Chiapas

Los mayas eran una civilización que basaba todo su centro político, social y cultural en la religión, por lo que la gran mayoría de sus costumbres y tradiciones, giraban en torno a ceremonias y rituales religiosos. La forma de vida de cada ciudadano era determinada por la clase social a la que pertenecía.

Entre las costumbres ceremoniales más destacadas de la civilización maya está Hanal Pixán, la cual hoy en día se mantiene intacta, esta era llevada a cabo el 31 de octubre de cada año; la gente dejaba ofrendas de comida en mesas adornadas con flores, velas, y otros elementos.

Puedes leer: ¿Cómo era la vestimenta tradicional en la cultura maya?

Otra tradición que aun se mantiene viva, es la que se realiza el 24 de junio con el fin de atraer la lluvia; también está la ceremonia Sac Ha para celebrar el crecimiento del maíz. Otras ceremonias consistían en dar gracias a los dioses, principalmente al creador de todo.

Parte de su vida cotidiana eran los distintos sacrificios que les permitía llevar el universo en un correcto funcionamiento, protegiendo la vida de los humanos y fortaleciendo la conexión que tenían con los dioses.

Puedes leer: Cenote Dos Ojos en Quintana Roo, el corazón del mundo subterráneo

Los mayas consideraban que se encontraban en deuda con los dioses, por lo que le ofrecían elementos como comidas, tabaco y hasta sangre humana, creyendo que mientras mayor era el derramamiento de sangre, más bondades recibían por parte de los dioses.

Lideres de los pueblos mayas ofrecían su propia sangre para pagar la deuda con los dioses por haber creado a los seres humanos, además, creían que al servirse ellos mismos como ofrenda, alcanzaban un nivel de conciencia tan elevado que podían llegar a comunicarse directamente con sus dioses.

Puedes leer: Descubre cuáles son las temperaturas promedio en la Riviera Maya

Los mayas también tenían costumbres relacionadas con su aspecto físico, deformando la cabeza de los niños recién nacidos, causando estrabismos, agujereando su nariz con piedras de ámbar, incrustaciones de obsidiana en los dientes o incluso llegando a limarlos.

Los cenotes formaban una parte importante de la cultura y costumbres mayas, siendo en estos sitios donde se llevaban a cabo muchos rituales religiosos, rituales para la lluvia, para aumentar la fertilidad e incluso fue escenario de innumerables sacrificios humanos. Parte de sus creencias era que las almas de los difuntos recorrían su camino al paraíso a través de los cenotes, ya que consideraban a estos como una puerta a la vida eterna.

Puedes leer: Cenote Azul de Bacalar en Quintana Roo, un majestuoso escape natural

Los mayas tenían muchas tradiciones, costumbres y formas de vida que determinaron muchos aspectos de su civilización, así como también tenían distintos juegos que formaban parte no solo de su vida cotidiana, sino de la realización de diversas ceremonias.