¿Cuál es el patrimonio que hemos heredado de los mayas?

Astronomía en la Cultura Maya

Los Mayas fueron una gran civilización, tanto por su amplia extensión a lo largo de Mesoamérica, como por su gran número de ideales, artes, esculturas, arquitectura. Es este último uno de los patrimonios más importantes que hemos heredado hoy en día de esta civilización.

Una de las ruinas Mayas más visitadas se encuentra en México y es considerada patrimonio de la humanidad. Chichén Itzá es llamada esta importante ciudad antigua de la civilización Maya, ubicada en la península de Yucatán, perteneciente al periodo llamado Tolteca según los expertos. Una de las características importantes de esta ciudad es que era donde se adoraba al Dios Kukulcán, considerada además un centro ceremonial donde se establecieron distintos pueblos a través de los años.

Puedes leer: ¿Cuáles eran las herramientas de trabajo de los mayas?

Es en esta ciudad donde se encuentran las construcciones más extensas y avanzadas de la civilización, además, se considera dividida en dos grupos, la que alberga construcciones pertenecientes al periodo Maya clásico y el realizado durante el período Maya-Tolteca.

La pirámide de Kukulcán es una de las construcciones más importantes del lugar, es de base cuadrada y según los expertos su construcción tiene fines astronómicos. Muchas de las construcciones mayas tienden a ser inspiradas en la astronomía, ya que de esta manera la civilización podía crear una especie de calendario para la siembra.

Puedes leer: ¿Cómo sacar cita para el pasaporte mexicano en Phoenix?

Por ejemplo, la pirámide de Kukulcán, en los equinoccios de otoño y primavera, en conjunto con el sol, forma una sombra que se asemeja a una serpiente, lo que para la época de los Mayas significaba la bajada del Dios Kukulcán a la tierra y, por ende, la venida de lluvias y el comienzo de la temporada de siembra.

Los 24 metros de alto y los 365 escalones, uno por cada día del año, de la pirámide, hacen que sea llamada también el Castillo y que la creencia de construcción astronómica sea más acertada.

Por otro lado, podemos encontrar el Cenote sagrado de 13 metros de profundidad y 60 metro de diámetro, ubicado a cielo abierto, donde se solían realizar ofrendas de objetos bastante valiosos y algunos sacrificios humanos, dirigidos al señor de las lluvias, el Dios Chaac.

Puedes leer: Laguna Nichupté en Cancún, Quintana Roo

Tanto locales como extranjeros se suelen sentir fascinados por estas ruinas; y es que además de estas dos importantes estructuras dedicadas a los Dioses, podemos encontrar 15 construcciones más, algunas de ellas restauradas según el patrón utilizado por la civilización maya.