¿Qué pasa después de la muerte según la cultura maya?

Xibalbá y la Cultura Maya

Cuántas veces no hemos escuchado o leído la frase “la vida después de la muerte”, y es que esto es una interrogante de la nueva era, ya que la civilización maya parecía tenerlo muy claro. Para ellos la muerte no era el final de la vida, sino un ascenso o transferencia a algo más allá.

Los mayas tomaban el proceso de muerto como un significado digno, moría quien estaba listo para avanzar al siguiente nivel. Cuando una persona perdía la vida, adentraba su alma en el inframundo o también llamado Xibalbá. Durante la vida estos solían estar acompañados por un perro, el cual debía ser enterrado junto a su amo, de esta manera lo acompañaría y ayudaría a cruzar el camino por el inframundo.

Puedes leer: ¿Quién es Chaac y cuál es su representación en la cultura maya?

Si el cuerpo llevaba una pieza de jade a la hora de la muerte, el proceso en el otro mundo se le hacia mucho más sencillo. Durante este, el alma podía renacer en otro individuo de la misma especie, sin embargo, estos no tendrían recuerdo de su vida pasada, ya que eran limpiados de toda historia personal antigua y reinsertados en un individuo completamente diferente.

Por lo que se puede entender que los mayas no creían en la reencarnación sino más bien en el renacimiento. Aunque todos al final iban al inframundo donde habitaba el dios de la muerte, Ah Puch, algunos ascendían al reino de los cielos (el paraíso) ya que su muerte se consideraba sagrada; estos podían ser las embarazadas que morían en su primer parto, los suicidas, los guerreros muertos en batalla, los muertos por lepra, sacrificados y ahogados.

Dichas almas volvían el día de los muertos donde se les ofrendaban diversos alimentos, colocando el cráneo en el altar. De hecho, según un estudio galardonado con el premio de investigación de 2011 y realizado por Martínez Gonzales en el área de ciencias sociales, dice que algunos de los componentes anímicos del corazón (entendimiento, emociones, valores personales, estados de ánimo, voluntad y memoria) se destruían junto con el cuerpo, otros volvían el día de los muertos y otros yacían en un viaje al inframundo.

Puedes leer: ¿Cuáles fueron las características que distinguieron a la cultura maya?

La descripción de dichos componentes se puede apreciar en el estudio titulado “Las entidades anímicas en el pensamiento maya” donde además podrás observar un poco más a fondo todo el tema de la muerte y su significado en la cultura maya. La doctora Vera Tiesler también dice y explica por qué la vida y la muerte son complementos indispensables para esta civilización.