¿Qué tipo de organización política tenían los mayas?

Política en la Cultura Maya

Los Mayas tenían una organización política y social que le garantizó el correcto funcionamiento de su comunidad durante gran parte de su periodo. A nivel político se organizaban a través de ciudades o estados independientes, ubicados a lo largo de todo el territorio maya, creando alianzas y distintos enfrentamientos. Nunca se llegaron a unificar del todo, pero sí se logró mantener una conexión a través del comercio y las alianzas políticas a través del matrimonio.

Cada estado tenía una especie de emperador, que llevaba el nombre de Halach uinic, el cual representaba la máxima autoridad dentro de cada ciudad. Este recibía la ayuda de un concejo designado y creado por él mismo.

Puedes leer: ¿Cuál era la principal actividad económica de la cultura maya?

El máximo sacerdote llamado Ahuacan era quien dirigía los sacrificios, estudiaba las predicciones y demás asuntos astronómicos, sobre todo en relación al calendario maya. Este también podía decidir quién sería el sucesor del trono, en caso de no haber un descendiente del actual o anterior rey. A su vez, también estaban los delegados religiosos llamados Ah Holpop, quienes se encargaban de preparar las fiestas y ceremonia sagradas.

Nacom era el nombre que recibía el principal jefe militar de la ciudad, cuyo objetivo era dirigir los batallones, establecer las estrategias militares y defender con soldados los territorios de la ciudad.

También estaban los encargados de custodiar el orden público y velar por el cumplimiento de las leyes, los Tupiles. Estos eran supervisados por un grupo llamado Batabs, quienes se encargaban de la recaudación de impuestos y verificar que los Ah cuch cabob y los Al Kuleloon cumplieran con todas las actividades administrativas del estado.

Al final del estrato político y social, se encontraban los artesanos, campesinos y esclavos, quienes a través de las diversas actividades que debían realizar, mantenían la economía a flote a través de la agricultura y fabricación de herramientas que pudiesen intercambiar o vender más adelante.

Los reyes, emperadores o también llamados “Gran Señor” eran considerados como los descendientes directos de los dioses, pudiendo compartir sus mensajes con el resto de la ciudad. Se creía que estos reyes recibían poderes a través de los dioses y que, para mantener ese poder, debían realizar distintos rituales, sacrificios y otro tipo de ceremonias.

Puedes leer: ¿Cuántas horas de sol por día hay en Playa del Carmen?

Esta organización cambió en el Postclásico, quedando los sacerdotes como el mayor símbolo de poder, seguidos por la nobleza, luego estaban los comerciantes, los artesanos, campesinos y, por último, estaban los esclavos, quienes se conformaban por los que cometían algún delito y los prisioneros de guerra.