¿Quién es Chaac y cuál es su representación en la cultura maya?

Dios Chaac Maya

La civilización maya fue una gran adoradora de muchos Dioses, todo estaba conectado a un Dios, el maíz, la vida, los elementos como el agua y hasta los eventos climáticos como la lluvia, de este último conocemos a su representante llamado el Dios Chaac, que además se asimilaba con los rayos y relámpagos.

Uno de los dioses con más importancia y más adorado en la cultura maya, representado comúnmente en imágenes como un hombre viejo, con una nariz alarga y curva parecida a la de un elefante; en su boca se aprecian colmillos con forma curvada hacia abajo; en su cabeza lleva un adorno que generalmente se asemeja a una faja anudada; en su mano un hacha en representación del trueno.

Se dice que su habitad eran cuevas y cenotes, considerados en aquellos tiempos por las etnias como entradas al inframundo o Xibalbá.

Existe una particularidad con esta deidad, y es que tenía una referencia directa con los cuatro puntos cardinales, la cual marcaba su división en cada una de ellas como un Dios, es decir, Chaac se dividía en 4 dioses, cada uno con colores característicos y un ave diferente que los acompañaba.

Puedes leer: ¿Qué es lo más destacado de la cultura maya y por qué?

Por cada punto cardinal el nombre del Dios variaba, en el Norte se le llamaba Sac Xib Chaac, representado por un hombre blanco y una paloma blanca. Por el Este recibía el Nombre de Chac Xib Chaac, quien hacia referencia al color rojo y su ave estaba representada por un faisán del mismo color.

Puedes leer: ¿Qué es más bonito Cancún o Playa del Carmen para jóvenes?

Kan Xib Chaac era el nombre que recibía en el punto cardinal Sur, un hombre de color amarillo acompañado por un águila del mismo color, representaban su imagen. Finalmente, describimos el Dios del Oeste, quien recibió el nombre de EK Xib Chaac, un hombre de color negro acompañado por un ave del mismo color, un cuervo, en la mitología maya.

En muchas ciudades se le rendía un tributo a este Dios de la lluvia, considerado como de gran importancia para la producción agrícola. Para explicarlo un poco mejor, básicamente la representación del Dios de la lluvia en esta cultura era, el dador de las aguas que nutrían sus tierras para prosperar las cosechas.

Puedes leer: ¿Cómo sacar cita para el pasaporte mexicano en Atlanta?

Por esto se realizaban ceremonias en tiempos de sequía, pidiendo por las lloviznas para las tierras. La ciudad principal que adoraba a esta deidad era Uxmal; otras podrían ser Chichen Itzá, Labná, Sayil y Kabah.

Si te interesa saber más sobre lo que sucede turísticamente en el Caribe mexicano, síguenos con una estrella en Google News