Promueven fiestas clandestinas en Playa del Carmen y Tulum

Fiestas Clandestinas

Cancún, 23/01/2021.- Debido a la crisis económica que ha provocado la pandemia de Covid-19, muchos empresarios turísticos y gastronómicos de Tulum y Playa del Carmen realizan eventos clandestinos para seguir operando sin la vigilancia de las autoridades.

Playa del Carmen y Tulum son los municipios que lideran a nivel nacional las actividades de rebeldía ante la pandemia, y no es que las autoridades lo permitan, simplemente no fiscalizan ni monitorean.

Puedes leer: Playa del Carmen analiza proyecto para que mascotas ingresen a las playas

Diversos empresarios de la zona, ya sean de entretenimiento nocturno o gastronómico, debido a la crisis económica que ha paralizado el comercio y pone en jaque sus inversiones, deciden organizar eventos privados de caracter exclusivo para atraer a los clientes que buscan diversión y entretenimiento.

Las opiniones son encontradas, ya que muchos necesitan sus empleos y los empresarios deben mantener a flote sus negocios, y es entendible, pero las medidas preventivas de contagios en estos eventos son nulas.

Puedes leer: Interjet desactiva su sitio web en plena huelga de trabajadores

Los eventos son organizados y divulgados a través de cuentas en redes sociales y se viralizan en el anonimato. Las dinámicas son enviar un mensaje y esperar que sean seleccionados, pero al final, todos los interesados reciben los datos de la reunión, el lugar y el horario.

El gobierno de México por medio de la Cofepris informó que por el momento están suspendidos todos los eventos masivos debido a la emergencia sanitaria, sin embargo, en Playa del Carmen y Tulum, la norma pasa desapercibida y están dispuestos a clausuras o multas por no respetar las indicaciones sanitarias.

Puedes leer: Finaliza la etapa de vacunación de ensayos clínicos de la farmacéutica CanSino en Cancún

En paralelo, los empresarios hoteleros y aerolíneas buscan estrategias para insentivar la llegada de turistas, como pruebas rápidas de Covid-19, sana distancia, y otros protocolos sanitarios; locatarios buscan el clandestinaje para obtener ganancias.