Playa Delfines en Cancún, un destino obligado en la Riviera Maya

Playa Delfines en Cancún

La zona hotelera de Cancún cuenta con 27 kilómetros de una hermosa y relajante playa de agua turquesa y de fina arena blanca, entre esta larga extensión se encuentra Playa Delfines (pública y muy bien cuidada).

Para llegar a Playa Delfines solo debes buscar en Waze o Google Maps por su nombre y te indicará la mejor ruta (Cancún o Playa del Carmen). Si te encuentras en Cancún puedes tomar un autobús de la ruta Boulevard Kukulkán y te dejará enfrente al icónico letrero Cancún.

Si tienes una moto o vehículo, toma la misma ruta de la zona hotelera y dirígete al suroeste y en el km 18 estará Playa Delfines, el único inconveniente es que debes llegar temprano ya que las zonas para estacionarse se agotan fácilmente, pero con paciencia y mucha observación lograrás encontrar un espacio para tu vehículo.

Si vienes de Tulum o Playa del Carmen, busca en Waze o Google Maps por Playa Delfines, en caso que no cuentes con datos móviles, pasando el trébol del Aeropuerto Internacional de Cancún, en la Desviación hacía la derecha verás un letrero vial que dice Zona Hotelera, toma esa ruta y en menos de 10 minutos estarás disfrutando de esta hermosa playa pública de Cancún.

Playa Delfines al ser pública está abierta las 24 horas durante todo el año, pero el personal de seguridad y salvavidas sólo están desde las 08:00 hasta las 17:00 horas, mismo horario que cierran las regaderas y baños públicos.

La playa cuenta con algunas palapas, si quieres usar una es gratis, pero la mayor parte del día están ya ocupadas por quienes llegan muy temprano. Te recomendamos que lleves la tuya para que no te enfoques en vigilar cuando desocupan una y dejes de disfrutar de Playa Delfines.

El oleaje de Playa Delfines es tranquilo, pero cuando la Riviera Maya es sacudida por los huracanes, deja quiebres en la arena, lo que provoca que se hagan escalones debajo del agua y por ende el oleaje se comporta algo irregular, por lo tanto, cuida a los abuelos y niños que no se metan más allá de la altura de la cintura.

Playa Delfines se ha caracterizado por ser una de las pocas playas de la Riviera Maya en tener olas pequeñas y medianas para practicar surf. En la playa podrás rentar tablas de surf o bien recibir clases de surf por parte de la Academia Mexicana de Surf, cuyo instructor es el veterano surfer apodado «jamaican» que lo puedes contactar en la misma playa todos los días o bien por Whatsapp (+5219981182466); la experiencia de surfear es extraordinaria.

En la playa puedes practicar acrobacias, caminar por el borde costero y admirar el paisaje, nadar en sus cálidas aguas o bien llevar tus instrumentos y simplemente cantar.

En Playa Delfines no hay restaurantes ni bares cerca, por lo tanto, puedes llevar tus propios alimentos y refrescos en un cooler, pero deja limpio cuando te retires, así cuidamos la playa. Lleva también tu sombrilla y procura usar bloqueador solar biodegradable para que no contamines con aceites la playa.

En horas del alba, la playa es visitada por algunos delfines que suelen jugar a simple vista, vale la pena invertir el tiempo y ser testigos de un avistamiento poco común. Entre mayo y septiembre, suelen llegar tortugas a desovar, respeta el ecosistema y no intervengas.

Si llueve no te alarmes, suelen durar minutos y es muy refrescante, pero revisa siempre el estado del clima para que no tengas sorpresas con un frente climatológico y pueda provocarte algún daño físico.

En la noche puedes acudir a caminar y ver el manto estrellado del caribe mexicano, pero ten cuidado, ya que no hay policías que puedan acudir a tu ayuda si alguna otra persona ve la oportunidad de robarte (no hay casos reportados) o si nadas, alguna especie marina pueda atacarte.

No olvides tomarte la clásica fotografía en el letrero de Cancún, ten paciencia ya que es la actividad obligada para quienes van por primera vez y a disfrutar de los encantos de la Riviera Maya.